¿Conoces la historia del aloe vera?

Realmente sorprende ver como esta planta ha sido valorada desde los primeros tiempos…es ahora cuando debemos volver a lo natural y dar salud a nuestro organismo con los remedios que nos regala la naturaleza…..

Conoce su historia….

Documentos históricos de Romanos, Griegos, Hindúes, Árabes y de otros pueblos de la línea cálida de la tierra, hablan de las virtudes de su uso medicinal y cosmético.

La Áloe Vera se ha usado a lo largo de la historia de la humanidad, hasta nuestros días, tanto en el tratamiento de enfermedades como en la cura de la piel y del cabello.

La Biblia habla frecuentemente de el Áloe.
En el siglo I d.c. Diosocorides describió extensamente el Áloe en su herbolario Griego y también de sus virtudes medicinales y cosméticas.
Alejandro Magno conquisto la isla Socotorra, al sur de Arábia, porque se encontraban grandes cantidades de Áloe, que servirían para la curación de heridas y enfermedades de sus soldados durante las conquistas.
Los chinos, fueron los primeros en usar el Áloe Vera.

En el antiguo Egipto, era de uso frecuente. Cleopatra lo usaba como ingrediente esencial en sus curas diarias.
Los sacerdotes egipcios, aunque con otros fines, tambien recurrían a esta planta. Denominada por ellos como Planta de la inmortalidad, les servia para preparar los productos de embalsamiento que se empleaban en los rituales de enterramiento de los faraones y de los grandes señores.

Los primeros que lo transformaron en extracto comercial fueron los árabes, y fueron también ellos los que extendieron el uso del Aloe en polvo.
Para extraer la pulpa y la savia del Aloe los arabes pisaban las hojas dentro de unas tijanas o las machacaban en prensas de madera. Una vez extraidas, se ponían al sol sobre pieles de cabra para que se secaran, y más tarde se convertían en polvo que se utilizaba como laxante en uso interno, y para heridas y contusiones en uso extremo.

Los Españoles llevaron el Áloe al continente Americano durante su conquista. En España, a lo largo de la ribera del Mediterráneo, el Áloe era el elemento esencial de la medicina popular, hasta que su uso generalizado en la farmacia moderna.
Lo dejo en el olvido con la mayoría de plantas medicinales (Hoy en día, conocemos personas grandes, que nos explican, como sus padres lo cultivaban para usar sus virtudes medicinales).
Los Aloes de España, proceden del continente Africano. Si bien es cierto, que se a conservado su uso casero a lo largo de las generaciones y de la cultura de los pueblos, no es hasta el fin de la IIª Guerra mundial, que redescubrimos el poder terapéutico de el Áloe, al comprobar que los habitantes de Hiroshima y Nagasaki, los cuales padecieron quemadas, después de un tratamiento con Áloe, se curaban mas rápidamente y en muchos casos, sin señales ni cicatrices.

ASI LO LLAMAN EN OTROS PAISES….

Antiguo Egipto: Planta de la inmortalidad.
Sumerios: Magica virtud.
Monjes medievales: Planta milagrosa.
Templarios: Elixir de Jerusalem.
Paises arabes: Lirio del desierto.
Antigua China: Remedio armonico.
Indios seminolas de Florida: Fuente de juventud.
India: Curadora silenciosa.
Rusia: El elixir de la longevidad.
Haiti: Planta de la eternidad.
Brasil: Planta de la salud y la belleza.
Otros nombres: Loto del desierto, Curalotodo, Planta de las buenas vibraciones, Planta de los cien años… Y por los poderes cicatrizantes y anitbioticos que posee la planta, alugnos cientificos, entre ellos el famoso farmaceutico aleman Freytag, la han llegado a llamar “Hormona de las heridas”.

Anuncios