¿Estás limpiando correctamente tu piel? Aprende a hacer una rutina de limpieza facial completa y consigue un piel más jóven y sana con Aloeshop

img_como_hacer_una_rutina_de_limpieza_facial_3297_orig

Una rutina de limpieza facial diaria es algo fundamental para tener una piel bonita y sana, deberás siempre utilizar productos específicos para tu piel, ya que si no lo son pueden provocarte sequedad, grasa, incluso acné. Para la piel seca lo ideal son las leches limpiadoras y cremas nutritivas, si tu piel es normal puedes utilizar tanto leches limpiadoras como tónicos, geles, cremas nutritivas y serums, es la piel que se adapta mejor a cualquier textura y para las pieles grasas lo ideal son los geles, tónicos astringentes y cremas fluidas y serums, sobretodo que sean libres de aceites para que no taponen los poros y produzcan imperfecciones. Una rutina de limpieza facial diaria debe hacerse dos veces al día, en tres pasos y en este orden: Limpieza, tónico e hidratación.

Pasos a seguir:
1
El primer paso es una buena limpieza facial, si es por la mañana con un limpiador facial suave, será suficiente. Si es por la noche y vas maquillada primero deberás desmaquillarte con un desmaquillante, existen en crema, leche o de base acuosa. Escoge un limpiador y un desmaquillante adecuados para ti en función de la textura que te guste y de tu tipo de piel, seca, normal, mixta o grasa.
2
El segundo paso es aplicar con un algodón o gasa un tónico astringente que te ayudará a cerrar los poros para evitar que entre suciedad. Existen tónicos astringentes para cada tipo de piel, escoge el que mejor se adapte a la tuya.

3
Y por último, la crema hidratante, todas las pieles, incluso las grasas necesitan hidratación, si tu piel es grasa busca una crema hidratante en textura gel que sea libre de grasa y si puede ser con pocas siliconas así no obstruirá tus poros. Si tu piel es seca una crema hidratante algo más nutritiva será ideal y para las pieles normales algo entremedio.

Pack limpiador y revitalizante Aloe vera
Consejos
Limpia tu rostro y cuello por la mañana y por la noche para conseguir una piel sana y bonita